fbpx

Técnicas básicas para tejer cestos

Os vamos a enseñar las técnicas básicas para tejer cestos. Comenzaremos por hacer la base y después aprenderemos a subir con un  tejido sencillo. Aquí vamos a trabajar con medula de junco que es un material como fácil y muy cómodo para tejer pero esta misma técnica se puede hacer con materiales como esparto, mimbre etc.

PREPARACIÓN DEL JUNCO PARA TRABAJAR

Primeramente, debemos cortar las GUIAS, que serán las varas de junco que formarán el cuerpo y el esqueleto del trabajo. Éstas se cortarán con las medidas deseadas según el tamaño de la pieza a realizar.
Para ello, procuraremos ederezarlas en caso de que estuviesen dobladas o curvas y las cortamos con unas tijeras.
Para calcular la longitud de las guías, debemos sumar dos veces la altura del cesto más la base y 15 cm de remate por cada lado

La cantidad de las guías a utilizar viene determinada por el diámetro de la base, es decir, si queremos hacer cesto grande, necesitaremos más guías que si lo queremos hacer pequeño.
La única condición a tener en cuenta para hacer este calculo es que la distancia óptima entre las guías ha de ser de 2 a 3 cm., si queremos que el cesto nos quede consistente y uniforme.

A continuación, prepararamos las TIRAS de médula que serán con las que realizaremos el tejido entorno a las guías, éstas deben enrollarse y ponerse en remojo para que adquieran la elasticidad suficiente para ser manipuladas sin peligro de rotura o quiebra.

Así, las introduciremos en un recipiente con agua donde permanecerán el tiempo necesario, aproximadamente 15 minutos, dependiendo de su grosor.

 

 

Base Cuadrada

El fondo de base cuadrada estará formado por 16 guías que colocaremos de cuatro en cuatro, según vemos en el esquema.

 

Seguidamente, empezaremos a tejar en torno a las guías; cogemos una tira que previamente hemos metido en remojo y, por uno de sus extremos, la introducimos por el centro y por debajo del primer montante de guisa, tejiendo tres vueltas iguales, un montante por debajo y un montante por arriba, en sentido de las agujas del reloj.

 

En la cuarta vuelta, nos saltamos dos montante por debajo, cambiando el sentido del tejido; la tira que antes pasaba por debajo pasará ahora por encima, así, otras tres vueltas más.
En este momento, es importante igualar las guías para que todas tengan la misma distancia desde el centro, teniendo en cuenta que nunca debemos cortar las guías con la tijera, ya que nos quedariamos cortos en el remate.

Una vez igualadas las guías, se añaden dos guías falsas para tener grupos impares de dos guías y empezar a dividir las guías de dos en dos, sin tener que saltarnos ningún montante por debajo y formar el diseño de los radios de la rueda de una bicicleta.

 

Base Estrella

Compuesta por 16 guías que se dividen en grupos de cuatro y se colocan formando el signo de sumar y, sobre éstas, también en grupos de cuatro, el signo de multiplicar, según el esquema.

 

A continuación, cogemos una tira húmeda por un extremo, apoyándonos en las cuatro últimas guías colocadas y se introduce por debajo del primer montante, por arriba del segundo montante.., así, hasta completar tres vueltas y, en la cuarta vuelta, nos saltamos dos montantes por debajo y damos otras tres vueltas, siempre tejiendo en el sentido de las agujas del reloj.

 

 

Seguidamente, igualamos las guías desde el centro e introducimos dos guías falsas y dividimos las guías de dos en dos como los radios de una bicicleta, tratando de mantener la misma distancia entre los diferentes pares de guías para obtener un resultado más uniforme

 

Tejidos en médula de junco:

Una vez hecho el fondo del cesto con la base elegida, comenzaremos a tejer en torno a las guías con tiras de médula de junco para formar las paredes del cesto.
Existen distintos tipos de tejidos que podemos combinar entre sí, obteniendo resultados muy decorativos y vistosos

Tejido Simple

Es el tejido más sencillo y más fácil realizar. Este tipo de tejido consiste en ir entrelazando una tira de junco entre los diferentes pares de guías, como si estuviésemos repasando un roto de costura. Introduciendo la tira de médula de junco una vez por delante y otra por detrás de cada para de guías y, en la vuelta siguiente, tejiendo al contrario, es decir, en el par de guias que habíamos introducido la tira por delante en la siguiente vuelta se meterá por detrás y así tantas vueltas como deseemos, alternando en cada vuelta la dirección de las guías.

 

Trenzado simple

Dentro de los diferentes tipos de tejido, podemos incluir las trenzas; trenza simple, tenza doble, doble retorcido y espiga que combinaremos entre sí y con las otras variantes de tejidos.
 La trenza simple es las más sencilla y, además, de emplearla como motivo decorativo, también, se utilizará para todos los cestos que queramos que asiente rectos en la base.
Esta trenza se realiza con tres tiras, la primera pasa por fuera de los de los dos pares siguientes, se introduce por el tercer par de guías que nos encontraremos y para fuera, esta operación se repite, a continuación, con la tercera, así sucesivamente, vamos trenzando las tiras en torno a las guías hasta llegar a completar una vuelta completa y rematarla introduciendo las tiras por el interior del tejido.

 

 

 

 

 

 

 

¡Compartir esta Entrada!

Sobre el Autor: admin

0 Comentarios

Dejar comentario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia como usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre las cookies que utilizamos o sobre su configuración en nuestra política de privacidad y cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar